Descripción del proyecto

En este proyecto se encargó el diseño de una habitación juvenil para una chica de 18 años. Ya que la persona a la que se iba a dirigir el proyecto estaba entrando en edad adulta, decidimos realizar un diseño algo más serio de lo que esperado para un juvenil.

Para ello hicimos una selección de una cama de matrimonio con mesitas de cristal y un cajón lacado, que nos pareció un diseño muy interesante. Los colores que le habían gustado a la chica fueron lacas blancas combinadas con un color turquesa, por lo que los realizamos de esta forma.

Estos colores nos sugirieron poner la pared del cabezal de la cama en un color gris antracita, que añadiría un contraste perfecto para que la cama obtuviera el protagonismo que queríamos. El resto de paredes se pintaron en un gris claro que aportarían la luminosidad y elegancia necesarias para redondear el proyeto.